“Mejorar es cambiar, ser perfecto es mejorar a menudo”.  Winston Churchill

La mejora continua es un elemento clave para conseguir equipos y organizaciones de alto rendimiento.

El método de mejora continua que utilizamos consta de las siguientes fases:

1 – obtener datos de la situación actual

2 – decidir qué problemas abordar y sus metas

3 – identificar las causas de las deficiencias

4 – definir plan de acción y métricas de control

5 – ir al paso 2

Claves para diseñar e implantar la mejora continua:

  •  seguir un método y realizar las tareas de cada fase de un plan de mejora continua:

    • recoger datos significativos
    • análisis causa-efecto de los problemas
    • desarrollar las soluciones adecuadas
    • planificar y ejecutar las acciones de mejora
  • utilizar técnicas y herramientas para identificar áreas de mejora:

    • necesidades o problemas del cliente
    • realizar un análisis de los procesos 
    • localizar problemas repetitivos
  • estrategias para mejorar un proceso:

    • analizar el mapa del proceso
    • reducir tiempo de espera
    • optimizar el proceso: eliminar o agrupar tareas
    • incorporar la prevención de errores: Poka-Yoke
    • reducir la desviación
    • realizar el control estadístico del proceso
    • eliminar “despilfarros”
    • mejorar el entorno de trabajo: 5 “S”
  • utilizar el ciclo de Deming  (PDCA) para implantar la mejora continua:

    • Plan: planificar qué mejorar
    • Do: ejecutar el plan de mejora
    • Check: controlar y medir los resultados
    • Act: decidir si continuar mejorando este plan o iniciar otra mejora

Si estás interesad@ en diseñar e implantar un proceso de mejora continua en tu organización, contacta conmigo y estaré encantado de poder comentarlo personalmente.