Motivación a través del reto

Imagina que has decidido, junto con unos amigos, practicar el montañismo. Actualmente, todo el deporte que realizas es algún día de pesca y de forma muy irregular.
La situación deseada es estar en forma y entrenado para poder practicar el montañismo. Para ello preparas un plan con unas metas a corto y medio plazo que te aseguren estar en forma en un tiempo razonable.
El reto de ir mejorando tu situación actual (mala forma física), con metas intermedias alcanzables para llegar a conseguir la situación deseada, te sirve de motivación interna.

Aplicación:

Identifica en tu entorno profesional o personal una situación deseada y define un plan realista, pero retador, para llegar de la situación actual a esa situación deseada. Si realmente la deseas, estos retos te van a servir de motivación interna para alcanzarlos.

Esta misma técnica te sirve para motivar a tu equipo de trabajo. Identifica qué pasos intermedios tiene que superar cada empleado para conseguir sus objetivos finales y focaliza el trabajo en esos pasos intermedios que suponen un reto y motiva al empleado.

Si necesitas mejorar tus habilidades para motivar o delegar tienes información en este enlace: motivacion-delegacion

Si estás interesad@ en diseñar e implementar iniciativas para mejorar la motivación en tu equipo de trabajo, contacta conmigo y estaré encantado de poder comentarlo personalmente.