Sólo sabemos lo que experimentamos: gestión del conocimiento

La evolución de la humanidad se basa en la experiencia. A través de ella las personas y los animales aprendemos, desarrollamos el instinto y avanzamos. Además, el hombre posee la cualidad del lenguaje que le permite transmitir y recibir información de otros, lo cual, acelera el aprendizaje.

La información no es, en sí misma, una fuente de sabiduría. La información es útil cuando la filtramos con ayuda de la discriminación que nos permite nuestro criterio y la interiorizamos con nuestra propia experiencia convirtiéndola en conocimiento. Aceptar como verdad última la información recibida es un paso más hacia la robotización del ser humano aunque nos creamos bajo el señuelo de la libertad.

Una persona informada puede parecer muy inteligente, pero no necesariamente lo es. Adquirir mucha información, memorizarla y después ser capaz de repetirla nos semeja a una computadora. Nos convierte en “wikipedias ambulantes”. Algunos sistemas de educación se centran en atestar de información al individuo y sólo consideran aventajados a quien es capaz de almacenar y reproducir más datos. No me parece que es el camino hacia el aprendizaje y la adquisición de conocimiento. Puedes ampliar información sobre formación de formadores en este enlace.

En la empresa ha adquirido importancia la gestión del conocimiento. Si llevamos al mundo laboral la diferencia entre información y conocimiento, toda la documentación existente corresponde a la información mientras que el conocimiento se encuentra en la mente de los empleados.

El mundo del software ha conseguido buenos resultados diseñando y desarrollando excelentes aplicaciones de gestión documental, desde el correo electrónico a las grandes bases de datos y sistemas de trabajo colaborativos. Un buen hacia la gestión del conocimiento explícito.

Gestión del conocimiento: en qué consiste

El conocimiento está en las personas, por tanto, debemos facilitar que las personas puedan divulgar sus experiencias, su saber y a la vez puedan recuperar el conocimiento compartido por otros.

La gestión del conocimiento en la empresa consiste en convertir el conocimiento tácito (de las personas) en conocimiento explícito (documentado).

Procesos de creación del conocimiento:

  • descubrir: el primer paso es analizar dónde está el conocimiento, quién posee qué conocimiento y dónde se encuentra esa persona.
  • capturar: una vez que tenemos identificadas a las personas que poseen el conocimiento tácito necesitamos adquirirlo para poder documentarlo y convertirlo en conocimiento explícito. Para ello disponemos de diversos medios:
    • Reuniones – círculos de conocimiento.
    • Grupos de trabajo nacionales o internacionales (Listas, Foros) presenciales – Internet.
    • Grupo de Trabajo Interdepartamental.
    • Comunidades Temáticas. Grupo que de forma voluntaria se organiza en torno a un tema que tiene un moderador.
    • Encuentros Voluntarios.
  • clasificar: podemos utilizar aplicaciones de gestión documental, directorios, bases de datos, archivos…

Procesos para aprender del conocimiento:

  • utilizar: en la cultura de la empresa debemos potenciar la utilización de los repositorios donde se encuentra documentado el conocimiento.
  • compartir: tenemos a nuestra disposición una variedad de herramientas para compartir el conocimiento explícito:
    • Intranet.
    • Internet.
    • Sistemas de Gestión de Documentos.
    • EIS (Executive Information System).
    • Distribución de Información personalizada.
    • Portales Corporativos.
    • Buscadores.
    • Sistemas de Filtrado y Distribución de Información.
    • Sistemas de Trabajo en Grupo: Groupware.
    • Sistemas de Flujo de Trabajo: Work Flow.
    • Datawerehouse o Almacenes de Datos.
    • ERP: Enterprise Resource Planning.
    • CRM: Customer Relationship Management.
    • Minería de Datos.
  • distribuir: además de las consultas que podemos hacer con algunas de las herramientas anteriores, es buena práctica divulgar el conocimiento tácito convertido en explícito mediante:
    • correos electrónicos
    • reuniones informativas
    • informes
    • cursos
    • manuales
    • publicaciones

La gestión del conocimiento es una fuente de innovación en la empresa y contribuye a convertirnos en una organización que aprende.

Adquirir conocimiento y utilizarlo nos facilita hacer las tareas de forma diferente que es en lo que consiste la innovación.

Amplía información sobre gestión del conocimiento en wikipedia.  Si tu interés está orientado a su aplicación en la empresa entra en este enlace de Knowledge Master (en castellano)