La intuición en la toma de decisiones

Resumen con traducción libre del artículo en inglés de McKinsey titulado: “how to test your decision-making instincts”

Diferentes estudios demuestran que la “intuición” es la consecuencia de la acumulación de experiencias sintetizadas de manera que podamos tomar decisiones y hacer valoraciones sin necesidad de utilizar la lógica ni el razonamiento consciente.

Incluso cuando utilizamos el método analítico y racional para tomar decisiones no podemos “librarnos” totalmente de la intuición.

Algunos pensadores defienden que la decisión final la tomamos con la intuición, incluso si hemos reflexionado y utilizado herramientas analíticas. Principalmente, en situaciones como la decisión de compra de artículos de uso habitual, esta teoría parece tener bastante solidez.

Debemos confiar en nuestro instinto, pero solamente después de pasar la prueba de estas 4 preguntas:

  1. prueba de similitud:

    ¿hemos experimentado algunas veces una situación idéntica o similar?

    su importante radica en que nuestro subconsciente trabaja con reconocimiento de patrones de conducta.

  2. prueba de aprendizaje:

    ¿qué hemos aprendido de experiencias similares?

    la experiencia solamente es útil si hemos aprendido de los resultados anteriores, positiva o negativamente.

  3. prueba emocional:

    ¿hemos evaluado el nivel de influencia del elemento emocional de estas experiencias?

    debemos ajustar las respuestas anteriores para situarlas en el contexto emocional actual

  4. prueba de independencia:

    ¿tenemos algún interés personal en la decisión que vamos a tomar?

    indudablemente esta circunstancia resta objetividad a la decisión intuitiva.

Si hemos respondido afirmativamente a una sola de estas cuatro preguntas, debemos reforzar nuestro proceso de toma de decisión. Por ejemplo, podemos consultar con expertos, buscar más datos e información que nos faciliten el análisis, utilizar técnicas de decisión en grupo.

Conclusión: debemos utilizar nuestra intuición pero evaluando cuándo podemos confiar en ella y cuándo debemos utilizar métodos más analíticos.

 

Si estás interesad@ en diseñar e implementar iniciativas para mejorar la calidad de la toma de decisiones en tu organización, contacta conmigo y estaré encantado de poder comentarlo personalmente.