Reduce costes y mejora tus resultados aplicando estrategias eficaces

Un mundo en constante y rápidos cambios requiere de empresas e instituciones que se acomoden a los mismos para sobrevivir y permanecer en el mercado.

Para ello, no sólo basta con alcanzar un determinado nivel, que puede llegar a ser considerado satisfactorio para un momento, sino mejorar continuamente el rendimiento para lograr nuevos y mejores resultados, ya que lo que ha sido bueno o excelente hasta ayer ya no lo es hoy, y menos aún lo será mañana.

Además de crear o mejorar los servicios o productos ofrecidos, debemos hacerlo de la manera más rápida posible, al menor coste, con la mayor calidad ajustándose a las expectativas y preferencias de los clientes, satisfaciendo a los accionistas y creando oportunidades para atraer y retener a los mejores profesionales.

En esta página vamos a comprender las áreas de mejora más habituales y las estrategias que podemos utilizar para diseñar iniciativas, planificar y ejecutar programas para mejorar nuestros resultados empresariales reduciendo gastos.

Claves para definir estrategias de reducción de costes:

  • Ser consciente de que la responsabilidad de la reducción de costes es de todos los empleados. No solamente del director financiero.
  • Comprender las áreas sobre las que se puede aplicar una estrategia de reducción de costes:
    • costes estructurales
    • costes directos
    • costes de materiales
    • costes financieros
  • Identificar potenciales ahorros en los costes estructurales:
    • costes indirectos por áreas:
      • administración
      • recursos humanos
      • jurídico-legal
    • subcontratación de servicios
    • rediseño de puestos de trabajo
  • Identificar potenciales áreas de ahorros de costes directos:
    • mejorar la calidad (eliminación de errores)
    • mejorar la productividad
    • reducir el inventario
    • acortar la línea de producción
    • reducir el tiempo no operativo de la máquina
    • reducir el espacio innecesario
    • reducir el tiempo del ciclo de producción
    • reducir el tiempo de preparación de un cambio de ciclo
  • Optimizar los costes operativos eliminando los “derroches”.
  • Aplicar la metodología 5 “S”:
    • Suprimir lo innecesario
    • Situar lo necesario
    • Suprimir la suciedad
    • Señalizar anomalías
    • Seguir mejorando
  • aplicar la mejora continua:
  • Considerar la metodología “Just in time” por su contribución al ahorro de costes
  • Identificar potenciales áreas de ahorros de costes de materiales:
    • la cartera de compras: orientación a la reducción de costes
    • analizar los costes globales de compras
    • considerar 3PL (subcontratación de la logística)
  •  Reducir costes en el área de las Tecnologías de la Información:
    • reducción en la gestión y operaciones de las TI
    • potencial reducción en la demanda de servicios de TI
  • Reducir costes mediante la mejora de procesos y análisis del valor
    • definir los mapas de procesos
    • identificar el valor de cada actividad
    • rediseñar los procesos susceptibles de mejora

Si estás interesad@ en emprender iniciativas y estrategias para reducir costes y mejorar la rentabilidad de tu organización, contacta conmigo y estaré encantado de poder comentarlo personalmente.