Mejora tu eficiencia personal y la de tu empresa con las 5 “S”

La metodología de las 5 “S” fue utilizada inicialmente por Toyota dentro de su sistema de producción. Por su sencillez y eficacia ha sido adoptada por multitud de organizaciones de todos los sectores. De alguna forma, todos conocemos por separado estos elementos y los utilizamos ocasionalmente. La diferencia más importante de esta metodología es que institucionaliza su utilización y es donde obtenemos los beneficios y la mejora de eficiencia, tanto a nivel personal como de la empresa.

Una buena y entretenida forma de familiarizarnos con la metodología 5 “S” es mediante el juego que propone este vídeo:

Recuerda los 5 pasos de las 5 “S”:

  1. Suprimir lo innecesarioElimina de la zona de trabajo todo aquello que no vas a necesitar para realizar la tarea. Consiste en:
    1. identificar los elementos necesarios
    2. retirar los innecesarios.
    3. comprobar y asegurar que tenemos todo lo necesario.
  2.  Situar lo necesario: organiza la zona de trabajo de forma eficaz (reducir tiempo y esfuerzo). “Cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa”. Consiste en:
    1. establecer cómo debemos guardar e identificar los materiales necesarios, de manera que sea fácil y rápido encontrarlos, utilizarlos y reponerlos.
    2. colocar cerca del puesto de trabajo los materiales utilizados frecuentemente
    3. archivar en zona intermedia los materiales utilizados pocas veces
    4. archivar en zona más lejana los materiales utilizados ocasionalmente
  3. Suprimir la suciedad: el puesto de trabajo debe permanecer siempre limpio. Consiste en:
    1. identificar y eliminar la suciedad
    2. tomar las acciones correctivas necesarias para eliminar las fuentes de suciedad
  4. Señalizar anomalías: señaliza los equipos que no funcionan o las zonas en las que hay que prestar atención por encontrarse con problemas o en una situación no habitual. Consiste en:
    1. detectar situaciones irregulares o anómalas
    2. indicar de forma visible la situación provisional
    3. aportar una solución temporal
  5. Seguir mejorando: fomenta la mejora continua. Esta metodología no es un hito o un evento que se realiza ocasionalmente o cuando estamos ante un caos, es un proceso continuo. Consiste en:
    1. trabajar de forma continua siguiendo las normas establecidas en las 5 “S”
    2. comprobar el seguimiento del sistema 5″S” definido
    3. realizar acciones de mejora continua siguiendo el ciclo PDCA de Deming.

Amplía información sobre mejora continua en este enlace.

Las 5 “S” así como la calidad y la mejora continua es responsabilidad de TODOS.