Refuerza comportamientos deseados de otras personas con la técnica del pastor

Hoy he estado comiendo con mi padre, un octogenario que tiene mucho que compartir, y en la sobremesa hemos recordado sus tiempos jóvenes cuando trabajaba de pastor en los montes de Rodanas entre Epila y Mesones de Isuela.

Comentaba mi padre lo bueno y eficaz que era su perro guiando a las ovejas para que siguieran el camino adecuado sin entrar en zona no permitidas (viñas), así como lo hábil que era para llevar al ganado a buen resguardo (la paridera) cuando amenazaba lluvia.

Sorprendido por estas habilidades y curioso por conocer el proceso de aprendizaje que había seguido mi padre con su compañero de trabajo le pregunté:

– ¿qué hiciste para que el perro aprendiera esos comportamientos?

– Ah! es muy fácil: simplemente le daba algunas caricias cuando hacía lo que yo quería.

Es un buen ejemplo de lo que después hemos llamado feedback positivo. Consiste en reforzar comportamientos deseados al decirle a la persona lo bien que lo ha hecho, lo satisfech@s que estamos de ella por el resultado conseguido, o simplemente, confirmar que así es como deseamos que actúe.

Beneficios del feedback positivo:

  • mejora la productividad de la persona
  • potencia los puntos fuertes de quien recibe el feedback
  • mejora la relación interpersonal
  • es un buen motivador
  • aumenta la calidad de la comunicación
  • potencia la confianza entre las personas
  • favorece una cultura empresarial abierta a la comunicación
  • reduce la incertidumbre sobre el rendimiento personal

Buenas prácticas para dar feedback positivo:

1 – Elige bien el momento y el lugar antes de dar feedback

Puedes elegir dar el feedback en público como un reconocimiento social a una labor bien realizada o a un buen resultado conseguido. En algunos casos, hay que conocer a la persona, un reconocimiento público le puede generar cierta incomodidad y es más adecuado hacerlo en privado y dejar en una mención el reconocimiento público.

2 – El feedback debe darse cuanto antes después del comportamiento que se desea reforzar

Si hay algún aspecto sobre el que quieres aportar feedback a un compañero, empleado o jefe, no esperes mucho tiempo. De lo contrario, la persona no recordará muy bien de qué se trata y pierde eficacia.

3 – Muestra una actitud empática: adapta tu estilo al interlocutor

En este proceso de comunicación, debes tener la capacidad de reflejar el estado emocional de la persona que recibe el feedback positivo y hacerle saber tus sentimientos por lo que la persona ha hecho (“estoy impresionado” “estoy orgulloso”…). Reconoce cómo se encuentra tu interlocutor para alinearte con él o ella, tanto en el lenguaje verbal como en el corporal.

4 – Utiliza comentarios concretos y específicos

Para que el feedback sea efectivo debemos ser concretos al comentar el comportamiento o el resultado que queremos reforzar. Ej.: me gusta cómo has elaborado el informe de ventas, es muy preciso y visualmente presenta la información de una manera muy clara.

De esta forma, la persona se sentirá más valorada y tendrá un mejor conocimiento de cómo queremos que haga la tarea o del resultado que esperamos.

Cuanto más específica y concreta sea la información que aportamos, mejor reforzaremos el desempeño de la otra persona –al igual que cuanto más precisa es una brújula, más fácil nos resulta dirigir un barco-.

5 – Usa el feedback positivo centrándote en la persona

Se halaga a la persona y se critica el comportamiento. Cuando damos feedback positivo la persona ha realizado bien una tarea, ha conseguido un buen resultado, es el sujeto.

El feedback positivo es una buena oportunidad de aprendizaje, como hemos visto en el ejemplo del perro que aprendió con mi padre cómo hacer bien su trabajo mediante las caricias que recibía cuando hacía lo deseado.

En este vídeo de 6’36” vas a profundizar sobre el beneficio de las “caricias emocionales” y las consecuencias de no dar feedback positivo. William Faulkner dijo “entre el dolor y la nada, prefiero el dolor”. En este contexto significa que si no recibo caricias prefiero el castigo y así podemos explicar un mal comportamiento de un niño para llamar la atención y le hagamos caso.

Más información sobre comunicación en este enlace.