Cómo sobrevivir a las intervenciones o presentaciones espontáneas

A todos nos puede resultar, de entrada, incómoda la situación de tener que hablar en público de forma improvisada, espontánea y sin haber preparado un guión. Nos invitan (cual voluntario a la fuerza) a participar en una presentación, opinar sobre unos comentarios, decir unas palabras en una celebración…

Una sesión de preguntas y respuestas nos puede producir preocupación desconocer el contenido de las preguntas, los cuestionamientos, las dudas y las objeciones de nuestros interlocutores.

En realidad, en algún momento de nuestra actividad profesional y personal nos vamos a enfrentar a hablar ante una audiencia de forma espontánea sin tiempo para preparar la intervención.

En esta entrada vas a encontrar algunos recursos y técnicas para pensar rápido y hablar con inteligencia y superar satisfactoriamente estas situaciones.

4 puntos clave para intervenir de forma espontánea hablando en público:

1- Gestiona tu ansiedad

La ansiedad genera energía, por tanto, bien gestionada es una ventaja, es buena y la podemos utilizar positivamente.

Un primer objetivo debe ser generar un ambiente y un clima en el que la audiencia esté cómoda y receptiva a la escucha. De esta forma, nosotros también estaremos cómodos.

Técnicas para gestionar nuestra ansiedad:

  • Reconocer y aceptar que estamos nerviosos. Es normal y natural. El 85% de las personas reconoce que están nerviosos antes de una intervención espontánea. Seguramente, el otro 15% no dice la verdad.
  • No elimines esta ansiedad. Es muy difícil y consume energía. Simplemente no la alimentes y verás como va desapareciendo.
  • Respira y reconócete tal como estás.
  • Considera la intervención como una OPORTUNIDAD, no como un reto.

2- Comprende que no estás actuando, estás conversando con tu audiencia.

Considera la presentación/intervención como una conversación.

No estás interpretando un concierto de piano, estás manteniendo una charla con tus asistentes donde no existe una única forma de hacer bien una intervención.

En una clase magistral, quizás tienes que impresionar a tu audiencia. En estas situaciones improvisadas, tu objetivo es dejar una buena impresión siendo natural y creando un clima de confianza.

Técnicas para considerar la intervención como una conversación:

  • Involucra a los asistentes: formula preguntas, dinamiza actividades (votaciones, manos en alto, simulaciones, prácticas con la persona de al lado…)
  • Utiliza un lenguaje conversacional y «cercano». Evita la lección magistral y habla como si estuvieras entre amigos. Muy importante es el uso que hacemos de los pronombres, utilizar preferentemente: nosotros, vosotros.
  • Orientación temporal hacia el aquí/ahora, en una primera fase de la charla nos centramos en el presente. Hablar, principalmente, del hoy. Dejamos el mañana para después, cuando tanto la audiencia como nosotros nos encontremos más tranquilos y receptivos.

3- Pregunta y escucha a tu público.

Relaja el ritmo de tu intervención y escucha. Estamos para satisfacer las necesidades de la audiencia o para resolver alguno de sus problemas.

Es imprescindible escuchar para conocer las necesidades o comprender sus problemas. La mejor forma de hacer hablar a una persona o a una audiencia es haciendo una pregunta.

En la clave 2 hemos mencionado involucrar a los asistentes haciendo preguntas abiertas, votaciones (preguntas cerradas).

Técnicas para hacer preguntas y sus diferentes tipos:

En esta entrada vas a encontrar más información sobre el arte de hacer preguntas.

4- Utiliza una estructura para hablar en público

Conocer y utilizar diferentes estructuras de un discurso nos permite hablar con el «piloto automático».

Para ello debemos practicar el proceso (en este caso, la estructura) para que después, en el momento requerido, podamos añadir el contenido adecuado a cada situación.

Esta técnica requiere práctica para adquirir la habilidad de utilizarla de forma espontánea e improvisada.

Algunos ejemplos de estructura:

Estructura 1:

  • Problema: concreta de qué problema estamos hablando
  • Solución: propuesta de una solución al problema
  • Beneficio: menciona qué beneficio van a obtener los asistentes aplicando esta solución

Estructura 2:

  • Qué: define o describe tus ideas o argumentos clave. Hazlo de forma clara, concisa, evita tecnicismos, lenguaje muy coloquial o florituras. Responde a ti mismo: »¿cuáles son los puntos importantes que quiero transmitir?»
  • Por qué: en esta parte nos centramos en explicar lo relevante e importante que son estas ideas y argumentos desde la perspectiva de la audiencia. Debemos focalizar en qué tiene valor para los asistentes, no tanto aquello que nos apetece o gusta decir a nosotros.
  • Ahora qué: finalmente, describimos los pensamientos, la impresión y las acciones que esperamos de la audiencia. Somos claros y directos para evitar ambigüedades. Utilizamos un tono de voz impactante y convincente: con emoción, sentido de la urgencia, con seguridad…

Si estamos presentando a una persona sustituimos el qué, para qué y ahora qué por quién (es la persona), por qué (es importante, relevante) y qué va o vamos a hacer (escuchar una intervención, charlar informalmente…)

Estructura 3:

  • Antes: explicación de hechos, situaciones, problemas… Tal como sucedían en el pasado.
  • Ahora: soluciones disponibles actualmente, avances, oportunidades de hoy en día.
  • Después: llamada a la acción. Qué deben hacer los asistentes para conseguir estas soluciones o aprovechar estas oportunidades. Generalmente, contactar con la empresa, acceder a una página web…

Utilizar cualquiera de estas estructuras o similares te permite hablar en público, de forma espontánea e improvisada, centrándote solamente en el contenido puesto que la forma de comunicar la tienes interiorizada.

Contenido traducido y adaptado de Matt Abrahans: «Think Fast, Talk Smart»

Entradas relacionadas

  • 98
    El arte de hacer preguntasMejora tu comunicación: el arte de hacer preguntas Hacer preguntas es la habilidad que, esencialmente, nos permite proveernos de información logrando que el interlocutor se sienta cómodo y libre de darla. Esta definición describe el tipo de pregunta de indagación. Las realizamos para obtener información que nos interesa conocer de…
    Tags: de, que, a, y, comunicación, técnicas
  • 98
    Escucha activa: comprender lo que me están diciendoResuelve problemas de comunicación practicando la escucha activa. Primero comprender y después resolver. Beneficios de la escucha activa.
    Tags: de, que, a, y, comunicación, técnicas
  • 97
    Comunicación: malos entendidosLa importancia de la puntuación para evitar malos entendidos Algunos problemas de comunicación se diagnostican como "malos entendidos". En algunos casos, es así, y son difícilmente evitables. En otros casos, prestando un poco de atención a la redacción o a la construcción de la frase se pueden evitar fácilmente. Imagina…
    Tags: de, que, y, a, comunicación, técnicas